Reunificación de deudas

¿Cuál es tu motivo para pedir un préstamo?

Compras
Vacaciones
Vehículo
Mejoras del hogar
Deudas
Otro
de Miguelactualizado

Reunifica tus deudas y ahorra dinero

La reunificación de deudas consiste en una operación mediante la cual una persona decide agrupar todas o una parte de sus deudas y obligaciones en un solo préstamo.

Al unificar todos tus préstamos, créditos e hipotecas en una sola deuda, puedes conseguir pagar mucho menos de lo que pagabas antes por todas las cuotas separadas.

En otras palabras, un prestatario reunifica los préstamos y créditos abiertos a su nombre y, con ello, goza de la comodidad de tener una única cuota de devolución que pagar en vez de varias.

El concepto es muy simple: acumula todas tus deudas en una sola y ahorrarás dinero. 

¿En qué consiste la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas suele consistir en una agrupación de tus préstamos existentes, con la concesión de un nuevo préstamo con intereses inferiores.

De esta manera, podrás devolver las cuotas pendientes del resto de tus préstamos u obligaciones, pero a unos intereses inferiores, por lo que lograrás ahorrar dinero en tus pagos mensuales.

Así funciona la reunificación de deudas

La reunificación de deudas es una posibilidad interesante para conseguir dinero rápido que cubra todas las deudas pendientes.

Esta operación financiera unifica todos tus préstamos y créditos en una sola obligación, consiguiendo así unos intereses más rentables.

Mediante una reunificación de deudas, acabas pagando una sola cuota inferior a la suma total de todas tus otras deudas. 

Esto hace que el reembolso de tus deudas se convierta en un proceso muy cómodo, ya que no deberás preocuparte de la devolución de diferentes cuotas en diferentes fechas del mes.

Además, la reunificación te permite devolver tu deuda en un plazo que se adapte a tus necesidades específicas.

¿Cómo reunificar deudas?

A pesar de que el proceso de reunificación de deudas es cada vez más conocido, la respuesta a cómo reunificar deudas sigue siendo desconocida para muchos.

La reunificación de deudas se contrata de igual manera que un préstamo, aunque tiene características muy diferentes.

Existen varias entidades financieras online que ofrecen préstamos de reunificación de deudas a través de internet.

Con el simple hecho de rellenar un formulario online, podrás poner en marcha tu proceso de reunificación de deudas y comenzar a ahorrar dinero.

Si estás interesado en contratar una reunificación de deudas, ponte en contacto con una entidad prestamista y ellos se encargaran de realizar la negociación con las entidades bancarias para que consigas las mejores condiciones posibles.

Así, las entidades con las que contratas tu reunificación organizan la cancelación de tus préstamos y créditos existentes además de encargarse completamente de todo el papeleo necesario relacionado con la operación financiera.

Además, existen diferentes formas de reunificar deudas, pudiendo así elegir la opción que más se adapte a tu situación.

Las diferentes posibilidades incluyen, por ejemplo, la reunificación de deudas con garantía hipotecaria, reunificación de deudas sin vivienda, reunificación de deudas sin aval, reunificación de deudas con garantía personal…

Reunifica tus deudas online

Cada vez más, las entidades financieras son conscientes de la evolución que ha experimentado el mercado crediticio español.

Es por ello que muchas de ellas ofrecen la posibilidad de realizar una solicitud para reunificación de deudas online, mediante unos sencillos pasos:

  1. Realiza tu solicitud de reunificación online.
  2. La entidad te envía una propuesta adaptada a tu situación.
  3. Si aceptas las condiciones, debes enviar la documentación necesaria para iniciar el proceso de reunificación.
  4. Una vez procesada la solicitud, recibirás el contrato final y la entidad se encargará de tramitar tu reunificación de deudas.

Motivos por los que optar por la reunificación de deudas

Con el proceso de reunificación de tus deudas se produce la ampliación de la duración tu préstamo o la apertura de uno nuevo, pero teniendo una sola cuota inferior a la que abonabas antes por todas tus deudas separadas.

Agrupar tus préstamos en un solo puede suponer un gran ahorro en tus cuotas mensuales de devolución. El resultado es algo tan sencillo como pagar menos al mes, pero durante más meses.

La ventaja más obvia de la reunificación de deudas es la gran rebaja de los pagos mensuales.

Además, el hecho de que la empresa con la que contratas la reunificación de deudas se encargue de todo el papeleo y negociación, es también una clara ventaja a tener en cuenta.

¿A quién beneficia una reunificación de deudas?

¿Eres un consumidor cansado de la presión de tus deudas y agobiado por hacer frente a todos esos pagos mensuales?

Si estás cansado de tener que recordar las diferentes fechas de cobro de tus deudas, tal vez este producto sea una solución que deberías tener en cuenta.

Para decidir si te resulta rentable reunificar tus deudas, se recomienda utilizar un simulador de reunificación de deudas para ver cómo quedará tu cuota mensual si optas por la reunificación.

Realizar una simulación de la reunificación de tus deudas te permite conocer si esta opción es conveniente para tu situación.

La mayoría de entidades financieras online poseen un simulador de reunificación de deudas en su página web, que resulta muy sencillo de utilizar y no conlleva compromiso alguno.

La mejor opción es utilizar el simulador de reunificación de deudas que ofrece la entidad en la que estás interesado, para que puedas conocer de primera mano cuál sería la cuota mensual a pagar para tu caso específico.

En caso de que la cuota mensual de la reunificación resulte inferior a la suma de todas tus deudas conjuntas, la reunificación puede ser la solución perfecta para ti y tu situación financiera.

Además, realizar una simulación de reunificación de deudas no conlleva ningún compromiso con la entidad, por lo que puedes utilizar diversos simuladores de reunificación de deudas en sus respectivas páginas web y más tarde, comparar los resultados para optar por la reunificación que más te conviene.

¿Cuándo es una buena idea reunificar deudas?

La reunificación de deudas puede cobrar sentido en aquellas ocasiones en que dispones de varios créditos o préstamos activos al mismo tiempo.

Al reunificar tus deudas acabas pagando una sola cuota con menos intereses, y te olvidas de tener diferentes fechas de cobro.

Reunificación de deudas sin vivienda

En caso de que no se posea una vivienda, se puede realizar una reunificación de deudas sin garantía hipotecaria, o reunificación de deudas sin vivienda.

En este caso, la reunificación de deudas se llevará a cabo mediante un préstamo personal.

La cantidad del préstamo deberá cubrir la cantidad total de las deudas del solicitante, con el objetivo de saldar dichas deudas y comenzar a pagar una única cuota, generalmente menos elevada.

Para solicitar esta reunificación de deudas, la entidad tomará como garantía únicamente los bienes actuales del solicitante, es decir, se realizará un estudio de la economía del solicitante, incluyendo sus ahorros, ingresos mensuales y gastos fijos, con el fin de verificar que el interesado puede hacer frente al pago del préstamo de reunificación de deudas.

Evaluación de tu historial crediticio

Las condiciones de una reunificación de deudas dependen de una variedad de factores.

Una entidad financiera evalúa, entre otros, el estatus económico del solicitante, lo cual determina la capacidad del prestatario de devolver su deuda.

 

Debemos tener en cuenta que, al solicitar un préstamo personal para hacer frente a nuestras deudas, deberemos asumir el pago de unos intereses elevados y comisiones asociadas, según las condiciones de tu nuevo préstamo.

En cuanto a dónde solicitar tu reunificación de deudas sin vivienda, la mejor idea es realizar la solicitud con la sociedad con la que has contratado la mayoría de tus préstamos.

En caso de tener deudas pendientes con varias entidades financieras, se recomienda solicitar una ampliación de capital en la entidad con la que hayamos contraído una deuda mayor, con la que podremos hacer frente al resto de deudas de menor cuantía.

Una tercera opción son las entidades de capital privado, que ofrecen préstamos de reunificación de deudas siempre y cuando estas no superen una determinada cuantía, que por lo general, no es muy elevada.

Empresas especializadas

Actualmente, existen empresas especializadas en los préstamos de reunificación de deudas, llamadas mediadoras, que se hacen cargo del trámite de la reunificación de préstamos e hipotecas con diferentes entidades bancarias.

Reunificación de deudas con hipoteca

La reunificación de deudas con garantía hipotecaria es una de las opciones más recurridas en el mercado crediticio español, ya que permite la unificación de préstamos de un particular de una forma sencilla.

En este caso, la reunificación de deudas se llevará a cabo mediante una rehipotecación de la vivienda propiedad del solicitante, o una ampliación de la hipoteca actual.

Este proceso consiste en la solicitud de una nueva hipoteca a una entidad, consiguiendo una cantidad de dinero que permitirá el pago del resto de deudas contraídas por el solicitante.

De esta forma, el solicitante presenta su vivienda como garantía de pago, por lo que es muy sencillo que la reunificación de deudas sea concedida.

Algo importante a tener en cuenta es que, para contratar una reunificación de deudas hipotecaria, la vivienda deberá estar libre de cargos y sin hipoteca previa.

En caso de haber contratado una hipoteca previamente, al menos el 80% de la cuantía de la hipoteca deberá haber sido pagada con anterioridad a la solicitud de reunificación de deudas

Cuidado con los gastos asociados

Debemos tener en cuenta que esta opción de financiación requiere la solicitud de una nueva hipoteca, con todos los gastos que esto conlleva.

Por ello, es necesario calcular el coste final de la reunificación de deudas previo a su solicitud, ya que es posible que, sumando estos gastos, una reunificación de deudas con hipoteca sea menos rentable:

  • Notaría
  • Gestoría
  • Registro de propiedad
  • Tasación
  • Impuestos derivados
  • Seguros del hogar 

Reunificación de deudas sin aval

Un avalista es una tercera persona que presenta sus bienes e ingresos como garantía del pago del préstamo del solicitante.

El avalista comparte las obligaciones que tiene el propio prestatario, y deberá hacerse cargo del pago del préstamo en caso de que el deudor no sea capaz de hacer frente al mismo.

Si no contamos con una tercera persona que nos avale, seguimos teniendo la oportunidad de solicitar una reunificación de deudas en caso de que podamos presentar bienes tales como un vehículo o una vivienda, que ejerzan como garantía de nuestro pago.

Más allá de estas opciones, algunas entidades ofrecen la reunificación de deudas sin aval, por lo que no deberás presentar ninguno de tus bienes como garantía de pago, ni será necesario contar con una tercera persona.

En estas ocasiones, las reunificación de deudas se lleva a cabo a través de un préstamo de garantía personal, siempre y cuando el solicitante cuente con los ingresos regulares necesarios y se trate de una cantidad no muy elevada.

Una reunificación de deudas sin aval es una buena opción para aquellas personas que, teniendo ingresos regulares, tienen varios préstamos o créditos de poca cantidad activos, o con pocas cuotas restantes.

De esta manera es posible conseguir una reunificación de deudas sin poner en riesgo los bienes de más valor, como una vivienda o el vehículo familiar.

Reunificación de deudas sin hipoteca y sin aval

Si deseas reunificar tus deudas en un solo préstamo sin hipotecar tu vivienda, y no cuentas con una tercera persona que te avale en la solicitud del nuevo préstamo, la solución pasa por reunificar tus deudas con un préstamo de garantía personal.

En el caso de una reunificación de deudas sin hipoteca y sin aval, lo único que necesitarás será tener unos ingresos regulares y una cantidad de ahorros que permita que la entidad tenga la seguridad de que puedes hacer frente al pago del préstamo.

Por otro lado, existen empresas privadas que proporcionan préstamos para reunificación de deudas usando como garantía otros bienes materiales, como vehículos y joyas de alto valor.

Debemos tener en cuenta que, sin una hipoteca y sin un aval, tendremos una probabilidad de financiación muy limitada, y la reunificación de deudas únicamente sería concedida en caso de que la cuantía de las deudas no sea elevada.

Reunificación de deudas con ASNEF

En caso de que el interesado se encuentre listado en un registro de morosidad, como ASNEF, las posibilidades de realizar una reunificación de deudas son mínimas, aunque existentes.

En esta situación, el solicitante deberá recurrir a una empresa de capital privado, ya que los bancos tradicionales no ofrecen la opción de reunificar deudas a los usuarios registrados en un listado de impago o con deudas a terceros.

Muchas entidades privadas ofrecen, por ejemplo, un préstamo de reunificación de deudas con ASNEF al presentar un vehículo como aval, siendo posible seguir circulando con el mismo.

Como es lógico, las condiciones de una reunificación de deudas con ASNEF serán mucho más duras, y conllevarán intereses muy elevados.

Es por ello que es necesario calcular, en primer lugar, la cantidad total a pagar con la reunificación de deudas con ASNEF, teniendo en cuenta intereses, comisiones y servicios asociados.

De esta manera, evitaremos acabar pagando más de lo que ya debíamos anteriormente.

Informate bien de las condiciones

Antes de solicitar una reunificación de deudas con una empresa de capital privado, debes asegurarte de que conoces todas las condiciones, así como el total a pagar.

Las empresas de capital privado no están reguladas por el banco de España, por lo que debemos tener especial cuidado al acudir a ellas.

 

Si tu deuda con ASNEF no es muy elevada, puedes comparar las condiciones y solicitar un préstamo con ASNEF.

Gastos asociados a la reunificación de deudas

La reunificación de deudas puede llevar asociados gran cantidad de gastos y comisiones adicionales, que es importante conocer previamente:

  • Comisiones por pago anticipado: la reunificación de deudas consiste en la cancelación anticipada de tus préstamos y deudas, con el objetivo de pagar una sola cuota. Debido a esto, es probable que debas pagar comisiones por el pago anticipado de tus préstamos.
  • Comisiones de apertura: algunas entidades privadas cobran comisiones de apertura y administración tras la contratación de una reunificación de deudas. Sin embargo, los bancos convencionales no suelen cobrar tasas en este aspecto.
  • Comisiones de estudio: en caso de reunificar las deudas mediante un préstamo con garantía personal, deberás pagar las comisiones de estudio derivadas del análisis y evaluación de tu perfil económico, gastos e ingresos.
  • Gastos derivados de la hipoteca: como hemos comentado anteriormente, si optamos por una reunificación hipotecaria, deberemos hacer frente al pago de gran cantidad de gastos derivados de la misma, como gestoría, notaría y registro.
  • Seguros: en el caso de la reunificación hipotecaria, las entidades suelen requerir la contratación de un seguro de hogar que cubra, al menos, desastres naturales e incendios. En el caso de un préstamo personal, suele ser un requisito el contratar un seguro de vida para tener una garantía en caso de impago al fallecimiento del solicitante.

Condiciones asociadas a la reunificación de deudas

Se puede definir la reunificación de deudas como el acto de reemplazar varias deudas existentes por otra en una sola cuota, bajo diferentes condiciones.

Es por ello que una de las principales condiciones de la reunificación de deudas es que el solicitante no puede elegir reunificar unas deudas y otras no.

La mayoría de las entidades bancarias requerirán que el interesado agrupe todas sus deudas bajo un mismo pago.

Además, en caso de que estés interesado en una reunificación de deudas hipotecaria, el préstamo conseguido no podrá superar el 80% del valor en el que la vivienda ha sido tasada.

De esta manera, las entidades guardan una garantía de pago mucho más fiable.

En Internet hay varias empresas que ofrecen la posibilidad de realizar la operación de reunificación de deudas a través de sus servicios. Estas empresas mediadoras se encargan de realizar la negociación con las entidades bancarias para que consigas las mejores condiciones posibles.

Además, organizan la cancelación de tus préstamos y créditos existentes, tramitando todo el papeleo necesario relacionado con la operación financiera.

Para conseguir las mejores condiciones y un plazo de devolución superior, es necesario que canceles tus otras deudas y dispongas de o una hipoteca o un bien para hipotecar.

Ventajas de la reunificación de deudas

Reunificar tus préstamos puede resultar ser un gran alivio para tus finanzas personales.

Con la reunificación de deudas puedes conseguir pagar mucho menos por todas tus deudas conjuntas ya que existe la posibilidad de que los intereses sean menores.

Podrás reducir la cuota mensual significativamente para que sea hasta un 80 % menor que la cuota mensual que estabas pagando antes. 

Flexibilidad: la mayor ventaja

La reunificación de deudas te permite la mejor flexibilidad:

  • Tú mismo eliges qué deudas unificar.
  • Tú decides cuál será el plazo de devolución máxima.
  • Gestionas tú mismo las amortizaciones como quieras.

Puedes realizar amortizaciones parciales o totales.

Además, en caso de que experimentes una mejoría de tu situación económica es posible amortizar con anticipación eliminando así algunas cuotas.

Otra gran ventaja es que no tienes que hacer nada por tu cuenta.

La agencia de reunificación se encarga de todo, desde negociar con las entidades con las que tienes tus préstamos existentes hasta gestionar todo el papeleo necesario para que todo esté en orden.

Inconvenientes de la reunificación de deudas

Las ventajas que tiene la reunificación de deudas son obvias. Sin embargo, no todo son ventajas.

A continuación, te indicaré por qué la reunificación de deudas puede no ser la opción más rentable para ti.

Aumento del periodo de devolución

Un inconveniente de la reunificación de deudas es que alargará la duración de tu nuevo préstamo, al ser las cuotas mucho menos elevadas.

Cuando aumenta el tiempo de la devolución, también pueden aumentar los intereses al ser contabilizados durante más tiempo.

Por eso, aunque pagarás cuotas mensuales menores con una reunificación de deudas, si no te informas adecuadamente puedes acabar pagando más intereses en el resultado final de todo el préstamo debido al extenso plazo de devolución.

Costes y gastos adicionales

Reunificar o reestructurar tus deudas tiene unos costes adicionales asociados, por ejemplo, comisiones de cancelación de tus préstamos existentes y penalizaciones por pago anticipado.

Ten en cuenta que existen entidades financieras que te permiten devolver tu préstamo antes de tiempo sin cobrar comisiones por pago anticipado.

Reunificación de tu hipoteca

Del mismo modo que unas entidades pueden cobrar costes adicionales por cancelar tus obligaciones con anticipación, también te cobrarán algo extra por la modificación o cancelación de tu préstamo hipotecario, incluso existen gastos asociados por abrir otra hipoteca.

Al reunificar tu hipoteca, el coste se dispara y podrías estar añadiendo un tanto por ciento elevado al importe que ya debes.

Plazo superior

Recuerda que, aunque pagas menos al mes, el plazo de devolución es superior.

Esto significa que pagarás durante más tiempo, lo cual puede ser un inconveniente.

Por otro lado, si lo que te conviene es pagar una cantidad mensual menor a la que pagabas, reunificar tus deudas es una solución relevante.

En resumen…

Después de haber leído esta página sabes que:

  • Reunificar tus deudas en un sólo préstamo permite obtener una gran rebaja en los pagos mensuales.
  • Con la reunificación de deudas acabas pagando una sola cuota inferior a la suma total de todas tus otras deudas.
  • No tienes que hacer nada por tu cuenta, la agencia de reunificación se encarga de todo.
  • Un inconveniente de la reunificación de deudas es que alargará la duración de tu nuevo préstamo.
  • Reunificar deudas conlleva gran cantidad de costes asociados, especialmente una reunificación de deudas con garantía hipotecaria.