Créditos online

¿Cuál es tu motivo para pedir un préstamo?

Compras
Vacaciones
Vehículo
Mejoras del hogar
Deudas
Otro
de Miguelactualizado

¿Quién tiene tiempo hoy en día para dedicarlo a la tediosa labor de búsqueda y comparación?

Lo más cómodo es que alguien se ocupe de todo esto por ti y así solo tengas que limitarte a tomar la decisión entre los resultados de búsqueda obtenidos.

Te alegrará saber que Matchbanker ha pensado lo mismo que tú y por ese motivo ha desarrollado un servicio que devuelve unos resultados al segundo.

Basándose en tus datos personales, Matchbanker te puede mostrar al instante un listado completo con los créditos relevantes para ti en ese momento, poniendo especial interés en destacar los créditos que se adaptan a tus necesidades y a tu perfil.

Obtén una lista personalizada con Matchbanker

En la lista de créditos personalizada ofrecida por Matchbanker puedes ver de un simple vistazo los intereses asociados de cada crédito y otros datos de importancia que te ayudarán a comparar y seleccionar el mejor para ti.

Si quieres consultar más información sobre cada crédito listado en los resultados, podrás acceder fácilmente al sitio web del prestamista. La mayoría de ellos facilitan en sus páginas web un simulador con el que puedes comprobar el coste real total de tu crédito. Si encuentras esta opción, no dejes de utilizarla, porque te será muy útil.

Siempre que lo necesites puedes volver a tu lista de créditos personalizada para continuar con la comparativa.

Solo hace falta que rellenes un breve formulario con tus datos personales, y Matchbanker te presentará en segundos un listado completo de los microcréditos que podrás solicitar por Internet.

Una tarea que de hacerla tú mismo te llevaría horas.

⇒ Llévame al formulario

Obtén el dinero que necesites cuando lo necesites

El mercado de créditos online es cada vez más amplio e incluye una gran variedad de productos financieros.

Uno de esos productos es los créditos online. 

Los créditos online son una modalidad de crédito personal que te permitirá disponer de una pequeña cantidad de dinero casi al instante.

¿Qué es un crédito?

Un crédito o un contrato de crédito es una operación financiera que un acreedor provee a una persona (deudor).

Se trata de un préstamo de cantidad determinada que se devuelve incluyendo intereses devengados, seguros, etc., y el tiempo o plazo de devolución se define antes de aceptar el préstamo según las condiciones establecidas.

Créditos online urgentes para el consumo

Las empresas prestamistas han surgido con el objetivo de ayudarte con una financiación rentable cuando tu economía doméstica no pasa por un buen momento.

Con los créditos online puedes conseguir una cantidad fija de dinero de menor cuantía justo en el momento en el que más lo necesitas.

Un crédito al consumo es el nombre que reciben los créditos personales que tienen como finalidad financiar el consumo del prestatario.

Dado que la palabra consumo abarca un rango muy amplio, este tipo de préstamo rápido es quizás el más solicitado por los particulares ante una necesidad de dinero urgente.

La vida está llena de buenas y malas sorpresas

Seguramente, tratas de mantener mes a mes una previsión de gastos de tu economía doméstica para evitar que los imprevistos te pillen desprevenido.

Sin embargo, como posiblemente ya hayas comprobado en alguna ocasión, esto no siempre es posible.

Tu fondo para imprevistos puede que no sea suficiente para afrontar el pago puntual de, por ejemplo, una lavadora nueva, la reparación de la caldera, la compra de libros de texto, unas vacaciones bien merecidas en familia, etc.

Este es el momento justo para solicitar tu crédito al consumo.

Los créditos al consumo te servirán como vía de financiación de tus gastos cotidianos en aquellos momentos en que no dispongas del dinero.

Ventajas de los créditos al consumo

Obtén tu dinero urgente prácticamente al instante y sin dar explicaciones de para qué lo necesitas.

  • Dinero urgente al instante
  • Sin dar explicaciones
  • Sin nóminas ni avales

Créditos bancarios

Todos sabemos que los imprevistos siempre se producen en el peor momento.

Y en los tiempos que corren, el desempleo y los salarios precarios son, por desgracia, una realidad más común de lo deseable.

Bajo esta premisa, llegar a fin de mes puede convertirse en todo un verdadero milagro para muchas personas.

Los microcréditos bancarios funcionan a la perfección precisamente en estas situaciones menos holgadas de dinero rápido.

Los microcréditos bancarios son créditos personales por importes inferiores; en ocasiones, los microcréditos incluyen cantidades inferiores a 100 €.

En pocas palabras, los créditos bancarios son:

  • Créditos personales por importes minúsculos
  • Créditos que requieren una mínima documentación
  • La forma más rápida y cómoda de conseguir dinero de pequeño importe

Los microcréditos están pensados para cubrir necesidades cotidianas de financiación para hogares y particulares, especialmente, cuando pasan por un mal momento.

Ante cualquiera eventualidad que surja, solicitar un minicrédito es la forma más rápida y cómoda de conseguir ese dinero urgente de pequeño importe.

Prácticamente al instante, tendrás el importe solicitado para tu minicrédito disponible en tu cuenta bancaria.

Sin duda, es un método de conseguir dinero urgente, seguro y sin complicaciones.

Además, los créditos bancarios no siempre requieren que tengas un historial de crédito verificable y un empleo fijo.

Llega a din de mes con tu dinero urgente

Tu dinero urgente puede salvarte el mes.

No importa si necesitas reparar la lavadora, ir al dentista o reparar el coche. Los microcréditos bancarios no exigen explicaciones ni nóminas ni avales.

Con un minicrédito evitas que los imprevistos arruinen tu presupuesto mensual.

Créditos hipotecarios

La hipoteca es un crédito que te compromete a una deuda a largo plazo que se devuelve mediante pagos periódicos.

El crédito hipotecario lo solicitas a una entidad financiera para adquirir una casa, un terreno para construir o reformar una vivienda.

Los créditos hipotecarios son la mejor opción para adquirir una vivienda porque te permite pagar en cómodas cuotas el valor total del inmueble que deseas dentro de un plazo de financiación a largo plazo.

En los créditos hipotecarios el titular tiene la posibilidad de disponer de toda la cantidad o sólo de una parte, siempre y cuando no rebase el montante final prestado.

Una hipoteca, ¿qué es?

El crédito hipotecario es un derecho real de garantía que tiene el objetivo asegurar el cumplimiento de una obligación (p.ej. un préstamo personal).

Si la obligación no se cumple en el plazo pactado, el acreedor hipotecario puede forzar la venta del bien gravado con la hipoteca para hacerse al titular pagar su deuda.

El bien hipotecado suele ser un inmueble.

La garantía de una hipoteca

Al tratarse de grandes cantidades de préstamos por parte de los bancos, estos exigen una garantía de que el dinero prestado se va a pagar.

La garantía de una hipoteca es la vivienda que pasará a estar hipotecada, conformando el denominado crédito hipotecario.

La diferencia con otro tipo de préstamos es que cuenta con una garantía adicional: el inmueble adquirido.

Antes de pedir un crédito hipotecario

Para contratar una hipoteca, asegúrate de que tus ingresos son recurrentes y adecuados a la deuda que vas a asumir. Ten en cuenta tu ahorro inicial e ingresos netos antes de endeudarte.

Las entidades financieras realizan un estudio de tus ingresos y gastos para valorar con qué cantidad de dinero cuentas mensualmente para efectuar los pagos de la hipoteca.

Lo ideal es que la cuota mensual no sea mayor del 30-35 % de tus ingresos mensuales una vez deducidos los gastos y se recomienda tener ahorrado al menos el 20-25 % del valor total de la vivienda y un 10% para los gastos asociados.

Tarjetas de crédito

En los momentos puntuales también te queda con la posibilidad de conseguir financiación con una tarjeta de crédito, un medio de financiación que tiene la misma función que los préstamos rápidos pero de forma mucho más barata y sin costes de mantenimiento.

En España existen tarjetas de crédito gratuitas.

Algunos bancos ofrecen junto a sus cuentas de nómina tarjetas de crédito sin coste con las que se pueden aplazar las compras que hagas con ellas hasta el mes siguiente sin intereses.

Así que si cuentas con estas tarjetas de crédito gratuitas dispones de dinero de plástico gratis siempre que quieras, con lo que pueden ser una fuente de financiación habitual.

Algunas tarjetas ofrecen las extracciones de efectivo del crédito de la tarjeta.

Un ejemplo

Si el día 5 de un mes necesitas 500 € para comprar algo, en vez de pedir un crédito rápido con el que tendrías que devolver más de 600 € en 30 días, puedes solicitar una tarjeta de crédito que te cargará esos 500 € el mes siguiente sin costes.

Las numerosas ventajas de una tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito pueden requerir más requisitos para conseguirlas que los créditos rápidos, suelen a tener algo más de plazo y papeleo pero, a pesar de eso, hay numerosas ventajas asociadas a una tarjeta de crédito:

Si las tarjetas son gratuitas, puedes solicitar varias y tenerlas disponibles ante una necesidad de dinero inmediato.

La mayoría permite aplazar las compras durante un mes (o más) sin costes con toda la comodidad y seguridad posibles. Por supuesto, también puedes aplazarlas por un bajo interés durante varios meses o incluso años.

La flexibilidad sería, sin duda, una de las mayores ventajas de las tarjetas de crédito.

También cuentan con otras ventajas como, por ejemplo, intereses bajos si la deuda se liquida mes a mes.

Además, tienen servicios específicos como la devolución de un tanto por ciento de las compras bonificadas, programas de puntos, ventajas extra, descuentos, etc.

De manera adicional, la mayoría de tarjetas de crédito tienen seguros gratuitos incluidos sin coste extra.

¿Para qué sirven las tarjetas de crédito?

Las tarjetas de crédito ofrecen la posibilidad de financiar las compras o los gastos de distintas formas, ya sea fraccionando los pagos (mediante esta forma, el cliente sabrá desde el principio qué cuotas va a pagar y cuándo saldará la deuda), mediante plazos mensuales (permiten al cliente saber cuál va a ser el pago que realice de forma mensual), o pagando un porcentaje de la deuda (la opción menos atractiva de las tres, ya que al pagarse un porcentaje sobre la deuda siempre quedará una deuda pendiente de amortizar que generará más intereses).

Inconvenientes de las tarjetas de crédito

Sin embargo, no todo son ventajas.

El importe que se puede conseguir con una tarjeta de crédito es más limitado que el ofrecido por el préstamo personal; además, el mal uso de una tarjeta de crédito puede suponer un ahogamiento rápido de la economía familiar.

Se recomienda ser muy cuidadoso en caso de utilizar una tarjeta de crédito como opción de financiación, porque crea la ilusión de una financiación ilimitada.

Preste atención al límite de crédito concedido: superarlo puede acarrear serios problemas económicos.

En este caso, a la comisión por reclamaciones de posiciones deudoras (que suele ser unos 35 €), el banco añadirá la comisión por exceder el límite de la tarjeta de crédito, con un importe fijo de 30 € más los intereses de demora que suelen superar el 20 % TAE sobre la deuda.

Es crucial devolver el dinero lo antes posible, a final de mes si se puede, para evitar estos recargos y comisiones tan elevadas. 

En resumen…

Después de haber leído esta página sabes que:

  • Los créditos al consumo te servirán como vía de financiación en aquellos momentos en que no dispongas de dinero.
  • Los créditos bancarios son préstamos personales por importes muy pequeños que requieren una mínima documentación.
  • La hipoteca es un crédito que te compromete a una deuda a largo plazo para, por ejemplo, adquirir una vivienda.
  • La garantía de un crédito hipotecario es la vivienda que pasará a estar hipotecada.
  • Las tarjetas son una forma muy barata de obtener dinero urgente que no tiene costes de mantenimiento.
  • Con una tarjeta de crédito puedes aplazar las compras durante un mes sin costes.