Preguntas frecuentes

¿Cómo funciona Matchbanker?

Matchbanker te muestra al instante una lista actualizada de los mejores préstamos presentes en el mercado crediticio español, detallando sus intereses y condiciones, para que tú puedas solicitar aquellos que mejor se adaptan a tus necesidades.

¿Por qué utilizar Matchbanker para solicitar un préstamo?

A la hora de solicitar un préstamo, puedes optar por realizar una consulta individualizada de las diferentes entidades financieras que existen en el mercado online, o bien utilizar Matchbanker.

¿Cómo solicito mi préstamo con Matchbanker?

Matchbanker no es una entidad prestamista con la que puedes contratar tu préstamo; es un comparador que facilita el proceso de encontrar financiación online mostrándote entidades prestamistas con las que puedes conseguir tu dinero urgente.

¿Cómo puedo estar seguro de que las entidades financieras que me presenta Matchbanker son serias y fiables?

Matchbanker solo colabora con entidades financieras serias y fiables que conceden préstamos de manera responsable como una alternativa real y cómoda a los préstamos concedidos por los bancos convencionales.

¿Se ve afectado mi historial crediticio cuando solicito un préstamo?

No. Si hay varias ofertas de préstamo que te convienen puedes solicitar uno con cada una de las sociedades sin que se vea afectado tu historial crediticio.

¿Qué coste tiene pedir un préstamo?

El coste de asumir un préstamo depende de la cantidad prestada y de los intereses asociados. La TAE (Tasa Anual Equivalente) es una herramienta muy útil para determinar el precio de tu préstamo. Si la TAE es alta, el precio de tu préstamo también lo será.

¿Cuánto dinero puedo pedir?

Matchbanker no te concede el préstamo; te muestra con qué entidades prestamistas puedes solicitar tu préstamo y en qué condiciones. En el mercado crediticio online actual puedes contratar préstamos desde tan solo 50 € hasta 40.000 € en función de a quién los solicites.

¿Cuánto tardo en recibir mi préstamo online?

Las entidades de financiación online ya son capaces de conceder préstamos prácticamente al instante. En el caso de que poseas una cuenta bancaria en alguno de los bancos con los que trabajen, recibirás el ingreso en pocos minutos. Ten en cuenta que, por norma general, la rapidez solo está vigente para sus propios clientes.

¿Quién puede pedir un préstamo?

Normalmente, basta con tener 18 años cumplidos, residir en España y ser titular de una cuenta bancaria, pero, en casos excepcionales, puede también ser necesario que cumplas con otros requisitos más estrictos. Matchbanker te muestra qué requisitos te piden cumplir las distintas sociedades con las que colabora.

¿Puedo pedir un préstamo si estoy desempleado?

Sí, existen muchas empresas online que ofrecen préstamos a desempleados. Siempre te será más fácil recibir la aprobación si puedes demostrar algún tipo de ingreso, por ejemplo el Plan Prepara o el INEM. Da igual su origen: lo importante es poder justificarlo de alguna forma.

¿Puedo pedir un préstamo estando en ASNEF?

Sí, puedes pedir un préstamo estando en ASNEF, aunque tus posibilidades se limitan. Algunas empresas prestamistas te exigirán que tu deuda pendiente no supere los 1.000 € y que no provenga de una entidad de crédito, pero, en general, para recibir préstamos con ASNEF es suficiente con demostrar que recibes algún tipo de ingreso con el que eres capaz de devolver el dinero prestado a tiempo.

¿Cómo devuelvo mi préstamo?

El método que se suele usar para reembolsar los préstamos es el pago de una o varias cuotas periódicas mensuales que combinan una parte del importe pendiente con los intereses aplicados.

¿Puedo devolver mi préstamo antes de tiempo?

Sí, todas las empresas prestamistas están obligadas a permitir el reembolso anticipado total o parcial de sus créditos, aunque a cambio pueden cobrar una comisión que compense la pérdida de ingresos en concepto de intereses.

¿Qué pasa si no puedo pagar mi préstamo?

Muchas entidades financieras ofrecen la posibilidad de pedir una prórroga del plazo o una ampliación de tu préstamo, aunque suelen cobrarse gastos adicionales. Si aun así no puedes pagar el préstamo, la entidad con la que lo has solicitado te cobrará intereses de demora o impago y, en caso de prolongarse el impago de tu préstamo, suele incluir tus datos en un fichero de morosos, como ASNEF.