de Miguelactualizado

¿Te encuentras en una situación en la que necesitas pedir un préstamo, pero no sabes cuál es la mejor opción para ti?

Tradicionalmente, para solicitar un préstamo, lo más común era acudir a tu banco. De hecho, muchos usuarios siguen hoy en día pensando que esta es la única forma de solicitar financiación, y creyendo, erróneamente, que el banco donde tienes tu cuenta bancaria es el que mejores condiciones puede ofrecerte.

Sin embargo, esto no es del todo cierto y, además de poder solicitar préstamos sin cambiar de banco, también tienes la posibilidad de solicitar un préstamo online, sin salir de casa.

A continuación, te mostraremos las principales diferencias entre pedir un préstamo online y la solicitud de un préstamo bancario, describiendo también sus ventajas y sus inconvenientes para ayudarte a determinar cuál es más relevante para ti y tus necesidades.

¿Qué son los préstamos online?

Como su nombre bien indica, un préstamo online es aquel que se solicita completamente a través de Internet.

Esto supone que todo el proceso de solicitud del mismo se realiza de forma informatizada, por lo que no es necesario acudir físicamente a la sucursal bancaria ni realizar incómodas llamadas.

Para realizar la solicitud de un préstamo online, el usuario solo deberá rellenar un formulario con sus datos personales, cantidad deseada y duración en la página web de la entidad prestamista.

Durante el proceso de solicitud del préstamo, las entidades online utilizan un sistema de verificación automática, lo que garantiza la sencillez y rapidez de los préstamos online, pues debido a esto no es necesario presentar una gran cantidad de documentación, como ocurre con los préstamos bancarios.

Estos programas informáticos permiten verificar la identidad del usuario en apenas unos segundos, así como realizar una evaluación de solvencia basándose en sus ingresos mensuales, y asignando en base un factor de riesgo de impago que determinará, más tarde, los intereses a pagar.

Una de las principales ventajas del uso de estos sistemas es la posibilidad de obtener una respuesta de forma inmediata, lo que significa que podrás saber si tu préstamo ha sido concedido solo unos minutos después de haber presentado tu solicitud.

En la mayoría de ocasiones, las entidades ofrecen también la disposición del dinero en tu cuenta en el mismo día de aprobación de tu solicitud, por lo que representa una opción perfecta para aquellos en necesidad de dinero urgente.

Sin embargo, existen muchas más ventajas asociadas a los préstamos online. Te las detallamos a continuación:

  • Puedes solicitar un préstamo sin moverte de casa, los 7 días de la semana
  • No es necesario presentar gran cantidad de documentación, valdrá con el DNI
  • Los requisitos de los préstamos online son menos estrictos que los de los bancarios
  • Es posible disponer del dinero en el mismo día de aprobación del préstamo
  • No deberás justificar para qué necesitas el dinero ni responder preguntas incómodas

¿Qué son los préstamos bancarios?

Un préstamo bancario es un préstamo otorgado a través de lo que conocemos como entidades bancarias convencionales.

A pesar de que en la actualidad algunos bancos convencionales ofrecen la posibilidad de presentar la solicitud de tu préstamo de forma online, el proceso no se lleva a cabo de forma completamente electrónica, pues tras ello será obligatorio acudir a una reunión en el banco con el asesor financiero que se te asigne para poder así evaluar tu situación económica.

Por este motivo, el tiempo invertido en la solicitud de un préstamo bancario es generalmente un poco más largo, consumiendo gran cantidad de tu tiempo en reuniones, llamadas, y la presentación de todo el papeleo necesario para que tu préstamo sea concedido.

Además de esto, la respuesta a tu solicitud tardará mucho más tiempo en llegar comparado con un préstamo online, pues tu banco realizará un exhaustivo estudio de tu solvencia para asegurarse de que no existe ningún riesgo de impago.

Por último, en la mayoría de los casos el banco te realizará preguntas con respecto a la finalidad del dinero, lo que significa que deberás justificar para qué necesitas esa cantidad.

Sin embargo, la principal ventaja de los préstamos bancarios es que, por lo general, cuentan con intereses menores a la hora de conceder préstamos de larga duración.

¿Cómo decidir si solicitar un préstamo online o un préstamo bancario?

La relevancia de solicitar un préstamo online o un préstamo bancario dependerá de tu situación económica y personal. 

Un préstamo online será más relevante para ti si necesitas el dinero con cierta urgencia, deseas pedir una cantidad pequeña o no tienes un buen historial crediticio, pues los requisitos son menos estrictos.

En cuanto a un préstamo bancario, suele ser una mejor idea si deseas un préstamo a muy largo plazo, tienes un buen historial crediticio y puedes justificar la finalidad, como la compra de un vehículo.

Desde Matchbanker queremos ayudarte a elegir el mejor préstamo para ti. Por ello, hemos creado una guía con todo lo que debes saber sobre ambos tipos de préstamo.

 

Encuentra tu próximo préstamo en Matchbanker