de Miguelactualizado

Tener una evaluación de solvencia positiva es un elemento decisivo a la hora de poder obtener un préstamo, tanto en un banco tradicional como en una entidad financiera online.

Cuando tu solicitud de préstamo es rechazada, a veces cuesta entender los motivos que hay detrás de la decisión.

De hecho, las entidades financieras en España no están obligadas a explicar las razones por las cuales no te conceden el préstamo solicitado.

Por este motivo, creemos que es importante entender cómo los prestamistas evalúan tu solvencia en la práctica y cuáles son los factores que desempeñan un papel importante en dicha evaluación, pues de esta manera puedes aumentar la probabilidad de que tu solicitud de préstamo sea aprobada.

Así, en este artículo vamos a conocer cómo los prestamistas evalúan tu solvencia tras recibir tu solicitud préstamo.

¿Qué significa ser solvente?

Si deseas solicitar un préstamo online o cualquier otro producto de financiación, el primer movimiento que va a realizar el prestamista es evaluar tu solvencia y tu situación financiera.

La evaluación de tu solvencia se llevará a cabo cada vez que quieras pedir un préstamo.

Evaluar tu solvencia es una práctica realizada por absolutamente todos los prestamistas y entidades bancarias, ya sea para obtener un préstamo de cantidad mínima o si necesitas una cantidad mayor. 

La razón de realizar una evaluación de solvencia es muy simple: al final, lo que quieren las entidades financieras es no enfrentarse a riesgos de impago demasiado severos.

Por esta razón, los prestamistas analizarán tu situación económica y se asegurarán de que puedes permitirte el pedir dinero prestado y que, además, eres capaz de hacer frente a la devolución de la cantidad prestada en el tiempo pactado en el contrato.

Sin embargo, esta evaluación no es tan rigurosa como lo era hace un tiempo, y lo es mucho menos en el caso de las entidades financieras online, pudiendo ahora conseguir incluso préstamos online estando en ASNEF. 

De hecho, cuando solicitas un préstamo online, no es necesario presentar la gran cantidad de documentación exigida por los bancos tradicionales, con lo que el tiempo de espera para conocer la respuesta a tu solicitud disminuye drásticamente.

La razón es sencilla, las empresas online hacen uso de sistemas informáticos automatizados, los cuales han sido desarrollados mediante algoritmos que, analizando los datos del solicitante, estiman el riesgo de impago asociado a la apertura del préstamo, permitiendo un análisis automático de su situación económica.

Lo único que se necesita para realizar este estudio es que el cliente proporcione sus datos identificativos de banca online para que el sistema de verificación automática pueda acceder a su información financiera.

Al suceder este estudio de forma instantánea, el tiempo de respuesta acerca del rechazo o la concesión del préstamo es de tan solo poco minutos.

¿Por qué es importante tener una buena evaluación de solvencia?

Cuanto más positiva resulte tu evaluación de solvencia, más probabilidades tendrás de que tu solicitud de préstamo sea aceptada. 

Recuerda que la evaluación de solvencia determina si eres económicamente capaz de devolver tu préstamo, por lo que, si tu evaluación de solvencia no es buena, únicamente tendrás acceso a préstamos con tasas de interés muy elevadas debido al riesgo de impago asociado.

Si tu evaluación de solvencia es estrictamente negativa, es posible que veas todas tus solicitudes de préstamo denegadas.

Por ello, es necesario que realices un esfuerzo para mejorar tu solvencia antes de que envíes la solicitud del préstamo.

¿Qué factores influyen en tu evaluación de solvencia?

Debes tener en cuenta que cada prestamista presente en el mercado tiene diferentes requisitos que es necesario cumplir por tu parte.

Por ello, debes dedicar tiempo a leer detenidamente los términos y condiciones de cada uno de los prestamistas en los que te encuentres interesado antes de que envíes la solicitud de préstamo.

Algunos factores que influyen de forma determinante en tu evaluación de solvencia son, por ejemplo, tu relación ingresos/gastos, es decir, los gastos fijos que tienes de forma mensual (alquiler, pago de facturas, suscripciones a servicios) restados a los ingresos que adquieres de forma mensual, ya sea de una nómina, una prestación por desempleo o una beca.

También se tendrá en cuenta, entre otros, tu vida laboral, tu situación familiar o los bienes inscritos a tu nombre.

De esta forma, si eres capaz de demostrar que tu situación financiera es buena, dispondrás de mejores condiciones a la hora de la aprobación de tu solicitud, incluso en los préstamos más baratos que encuentres en el mercado.

Desde Matchbanker, hemos decidido preparar una guía ilustrativa que esperamos que te ayude a crear una visión general de todos los factores que influencian tu evaluación de solvencia por parte de los prestamistas.

¡Ten en cuenta que pequeñas mejoras pueden traerte grandes beneficios!

como evaluan los prestamistas tu solvencia

Encuentra tu próximo préstamo en Matchbanker