de Miguelactualizado

La gran mayoría de nosotros no estamos interesados en pagar más de lo estrictamente necesario por un préstamo.

Por ello, antes de empezar a enviar solicitudes de préstamo a todas las entidades crediticias existentes en el mercado, es una buena idea conocer los detalles de cada una de las opciones que ofrecen y saber qué es lo que se puede hacer para obtener el mejor préstamo para tu situación y con una tasa de interés razonable. 

La tasa de interés generalmente juega un papel importante en la evaluación y selección de un préstamo online, pues como es lógico, ayuda a calcular cuánto te va a costar el préstamo.

A continuación, podemos ver qué factores afectan la configuración de la tasa de interés.

¿Qué es la tasa de interés?

La tasa de interés consiste en la relación entre el dinero que vale una operación o servicio y la cantidad inicial de la misma, es decir, el dinero prestado. Se suele expresar en un porcentaje y se paga mensualmente.

Recuerda que el porcentaje de la tasa de interés no tiene por qué ser la cantidad final que se termina pagando por un préstamo. Esto se debe a que la tasa de interés nominal (TIN) no incluye las diferentes comisiones adicionales, como sí ocurre con la TAE.

Hoy en día, las entidades financieras online ofrecen diferentes tasas de interés a sus consumidores dependiendo de varios factores, entre ellos, la finalidad del préstamo. De esta forma, puedes calcular y comparar las tasas de interés ofertadas para tu situación y necesidades específicas.

Sin embargo, no se debe olvidar que las entidades prestatarias van a determinar la tasa de interés de tu préstamo basándose en factores económicos, como una evaluación personal para determinar tu capacidad económica. 

Además de esto, existen más factores que que determinan la tasa de interés de tu préstamo. Es por ello que queremos ayudarte a entenderlo de forma más sencilla y visual: con una infografía. 

¿Qué determina la tasa de interés?

La evaluación crediticia juega un papel crucial a la hora de determinar la tasa de interés. De hecho, si tu evaluación crediticia es positiva, obtendrás una baja tasa de interés, pagando así menor cantidad por el préstamo.

Esto se debe al menor riesgo de impago que asume la entidad: si tienes una buena situación económica, es más probable que seas capaz de afrontar el pago de tu préstamo.

Pero como hemos mencionado, existen otros factores que determinan tu tasa de interés, como la duración o la cantidad del préstamo.

A continuación, puedes consultar nuestra guía donde te mostramos otros factores importantes que determinan la tasa de interés final.

(El artículo continúa después de la guía).

¿qué determina la tasa de interés?

¿Cuál es la diferencia entre una tasa de interés fija o una variable?

Cuando hablamos de tasas de interés bancarias referentes a préstamos, existen dos tipos: la tasa de interés fija y la variable.

Si se opta por un préstamo con una tasa de interés fija, la tasa del préstamo se establecerá antes del pago de la primera cuota. Con ello, sabes que la tasa de interés va a permanecer fija hasta la terminación del contrato, proporcionado cierta tranquilidad a la hora de obtener el préstamo.

Por el contrario, si se opta por una tasa de interés variable, significa que puede estar sujeta a cambios y variaciones según la situación actual del mercado financiero. De esta forma, nunca se sabe si la tasa va a caer, permanecer estable o aumentar durante el plazo de devolución del préstamo. 

¿Cómo obtener una tasa de interés baja?

Ahora que ya sabes qué factores determinan tu tasa de interés, puedes considerar si hay posibilidades para mejorar tu situación financiera antes de enviar tu solicitud de préstamo.

Por ejemplo, si tienes alguna factura pendiente de pago u otros temas financieros no resueltos, es mejor solucionarlos primero para tener un poco más de estabilidad económica.

Por otro lado, puedes considerar la duración de tu préstamo, con el objetivo de obtener una tasa de interés menor a lo largo de un plazo de tiempo más corto.

Recuerda que cualquiera que sea la tasa de interés que se te ofrezca, no estás obligado a aceptarla.

Solo estarás vinculado al préstamo una vez hayas firmado el contrato del mismo, por lo que puedes incluso solicitar un préstamo a varias entidades para determinar, contrato en mano, cual de ellas te merece más la pena. Tras ello, puedes aceptar una de las ofertas y rechazar el resto.

Por ello, te recomendamos investigar y comparar las diferentes ofertas que existen en el mercado crediticio, aumentado así la posibilidad de encontrar una tasa de interés más baja para tu préstamo.

Encuentra tu próximo préstamo en Matchbanker