¿Qué es la TAE? Todo lo que necesitas saber

de Michael

Incluso para los que más saben del tema, controlar la función de todos y cada uno de los términos financieros, como los diferentes intereses y comisiones asociados a un préstamo, puede resultar difícil.

Seguro que la palabra TAE te suena familiar, especialmente si estás buscando financiación, pero…

¿Qué significa exactamente y para qué sirve?

(El artículo continua después de la infografía)

¿que es la tae?

La Tasa Anual Equivalente (TAE)

Empecemos por el principio: la palabra TAE corresponde a las siglas Tasa Anual Equivalente, o lo que es lo mismo, el pago total que debería realizar un consumidor por un préstamo si este se prolongara un año de duración.

La TAE recoge tanto los intereses como las comisiones, e incluye cualquier gasto asociado al préstamo o tasa adicional a pagar, expresando este pago total en forma de porcentaje.

¿Para qué es útil? Precisamente para esto: conocer el porcentaje anual a pagar por el disfrute de un servicio de financiación. De esta manera, un usuario podrá utilizar este porcentaje como base para calcular lo que deberá pagar acorde a la duración de su préstamo.

Además, al recoger todos los gastos adicionales de un préstamo, la TAE es muy útil para comparar varios productos de financiación, pudiendo así escoger el más rentable.

Pero como para todo, existen excepciones.

Y estas excepciones son los productos financieros a un plazo muy corto, como los créditos online en el acto o los préstamos online de respuesta inmediata , y los adelantos de nómina o los minicréditos.

La razón es muy sencilla: mientras que la TAE es una tasa anual, este tipo de productos están caracterizados por una duración de no más de 30 días, por lo que no es posible estimar el total a pagar de forma efectiva, y por supuesto, no es posible compararlos entre sí, especialmente si la duración de cada uno de ellos varía en unos cuantos días.

Al tratarse de una pequeña cantidad de dinero a un plazo de tiempo extremadamente corto, la mejor solución para comparar este tipo de productos es la tasa de interés diario, es decir, el porcentaje que se pagaría por cada día de disfrute del préstamo.

En este sentido, la tasa de interés diario en créditos inmediatos en España suele rondar en torno al 1,1%.

Una vez dicho esto, siempre y cuando no se trate de uno de los productos mencionados anteriormente, la TAE será de mucha utilidad a la hora de elegir qué préstamo es el que más te conviene, especialmente en términos de rentabilidad.

A continuación te mostramos de forma muy visual todo lo que necesitas saber sobre la TAE, incluyendo un gráfico en el que te explicamos cómo puedes calcular la TAE tú mismo, de manera extremadamente fácil. ¡Esperamos que te resulte útil!

Fórmula del TAE

fórmula del TAE

Dónde:

  • r: Tipo de interés del préstamo. Es decir, el (TIN)
  • f: Se trata de la frecuencia de pagos durante un año.
Para la frecuencia de pagos, si se paga una vez al mes, serán 12 pagos (1 pago cada mes). Si se paga cada trimestre (3 meses), se pagaría 4 veces al año: f = 4. Si se paga de forma anual: f = 1.

Diferencia entre la TAE y el TIN

La TAE es un indicador muy fiable para saber cuánto dinero nos va a cobrar el banco. Además, por ley, los bancos y las entidades prestamistas están obligados a especificar la TAE que cobran por los productos que ofrecen.

Como usuarios, la TAE nos va a servir más que conocer el TIN ya que éste no incluye algunas comisiones y siempre será inferior.

El TIN (Tipo de Interés Nominal) es el tipo utilizado por los bancos para contratar productos financieros y refleja los intereses que se deberán pagar a cambio de obtener una cantidad de dinero por un plazo de tiempo determinado.

En resumen, indica el porcentaje que recibe la entidad prestamista por ceder el dinero y no tienen en consideración otros gastos que se asocian a la operación.

Consejos para utilizar bien el TAE

Para poder clarificar más el concepto TAE y cómo los usuarios deben interpretarlo, hay organismos que ofrecen consejos tales como la OCU y el Banco de España.

Estos son los 4 consejos con los que los organismos coinciden:

  1. Debes utilizar el TAE cuando quieras comparar préstamos y créditos que sean a un mismo plazo. Según el plazo para el que calcules, tendrás unas comisiones u otras.
  2. No compares nunca el TAE de un préstamo o crédito fijo con uno de variable ya que en el variable, siempre será un TAE teórico ya que no puedes saber con antelación la evolución del índice de referencia. En los préstamos fijos, a menor TAE, menos dinero a pagar.
  3. No compares el TAE de préstamos y créditos personales con el aplicado a productos hipotecarios. Hay gastos en un préstamo hipotecario que no estás incluídos en la TAE como son los seguros obligatorios, gastos notariales o gastos por transferencias de fondos, entre otros.
  4. Si necesitas calcular el TAE, o lo haces a mano, con la ayuda de un Excel o puedes ir al simulador ofrecido por el Banco de España específicamente para préstamos y depósitos.

Conclusiones sobre la TAE

La Tasa Anual Equivalente nos ayuda a comparar los productos financieros ofrecidos por bancos y entidades prestamistas y que, por ley, están obligadas a mostrarlo.

Nosotros te aconsejamos que leas siempre la letra pequeña y que busques un simulador para saber el precio real que vas a tener que pagar cuando solicites un préstamo o crédito.

Encuentra tu próximo préstamo en Matchbanker