de Miguelactualizado

Si te encuentras en una situación en la que necesitas solicitar financiación, bien a tu banco o bien a una entidad financiera online, seguro que hay algunos conceptos que has escuchado con anterioridad.

El concepto evaluación de solvencia (o evaluación crediticia) es, sin duda, uno de ellos.

Sin embargo, a día de hoy existen muchos usuarios que se preguntan qué significa en realidad ser solvente, o si existe alguna manera de mejorar su solvencia, teniendo más posibilidades de obtener un préstamo.

Es por ello que, a continuación, vamos a explicar qué es la evaluación de solvencia y lo que puedes hacer para mejorar tu evaluación de solvencia antes de solicitar un préstamo, con el objetivo de que las entidades financieras asocien a tu perfil un menor factor de riesgo, pudiendo concederte el préstamo.

¿Qué significa el concepto de evaluación de tu solvencia?

Cuando hablamos de solvencia, nos estamos refiriendo principalmente a la capacidad económica de un usuario para hacer frente a sus obligaciones financieras.

Es decir, tu solvencia describe tu situación económica, y la liquidez que tienes disponible. Esto incluye tus ingresos mensuales, tus gastos, y los bienes de los que eres titular, como un vehículo o una vivienda.

Los bancos y entidades financieras online consideran que tienes una buena situación financiera cuando tienes un buen control de tus finanzas y tus ingresos mensuales superan en un porcentaje a tus gastos, pues puedes permitirte hacer frente al pago de la cuota mensual de un préstamo. 

Hoy en día, todas las entidades financieras existentes en el mercado español, independientemente de ser entidades físicas u online, realizarán una evaluación de tu solvencia antes de concederte la cantidad de préstamo que has solicitado.

Tu evaluación de solvencia determinará si eres capaz económicamente de devolver la cantidad de tu préstamo. Basándose en tu situación financiera la entidad te asociará un factor de riesgo, es decir, la probabilidad de impago que la entidad asume al prestarte dinero.

Las entidades financieras se asegurarán, en la medida de lo posible, de no conceder un préstamo a alguien que no pueda ser económicamente capaz de devolverlo. 

Es por ello que, si tu situación financiera es muy precaria, con unos ingresos mensuales muy bajos o con diversas deudas acumuladas, es muy probable que tu solicitud de préstamo sea rechazada.

¿Qué factores afectan a tu evaluación de solvencia?

En primer lugar, es muy importante tener en cuenta que existen diferentes entidades financieras en el mercado y que cada una de ellas puede establecer diferentes requisitos a cumplir, así como tener diferentes perspectivas sobre lo que consideran un usuario solvente.

Es por ello que probablemente durante tu búsqueda de financiación te encuentres con unas entidades que tienen requisitos mucho más estrictos que otras.

Un ejemplo de estos requisitos a cumplir tiene relación con la edad mínima o máxima a la hora de solicitar un préstamo, o cuáles son tus ingresos mensuales.

Por esta razón, siempre es una buena idea asegurarte de comparar de forma exhaustiva las diferentes opciones que ofrece el mercado financiero para determinar qué opción es la más conveniente para ti, antes de presentar una solicitud de préstamo a la mejor entidad financiera.

A continuación te presentamos algunos de los puntos que las entidades financieras evalúan y, que en la gran mayoría de los casos, pueden ser decisivos en cuanto a tener una evaluación de solvencia positiva:

  • Tu historial crediticio: pagas tu facturas a tiempo y no tienes recibos devueltos.
  • No has pedido préstamos con anterioridad, o los has devuelto sin problemas.
  • No estás registrado en ASNEF o algún otro registro de impago.
  • Si tu economía es estable, sin grandes variaciones en el salario u otros ingresos.
  • Un contrato de trabajo fijo, con ingresos que se consideren ‘suficientes’.

Si cumples con todos los puntos anteriores de forma afirmativa, lo más probable es que tengas una evaluación de solvencia lo suficientemente positiva para que tu préstamo sea concedido.

Si no es el caso, hay ciertas cosas que puedes hacer para mejorar tu solvencia.

Recuerda que, si no cumples todos los puntos, aún puedes conseguir un préstamo: algunas entidades conceden préstamos con ASNEF, mientras otras no te solicitan una nómina que justifique tus ingresos.

4 consejos para mejorar tu solvencia

¿Acabas de ver que tu solicitud de préstamo ha sido rechazada? ¿Deseas mejorar tu solvencia antes de lanzarte a solicitar un préstamo?

Es una buena idea echar un vistazo atentamente a tu situación financiera y evaluar si hay algún margen de mejora.

Desde Matchbanker queremos ayudarte a conseguir un préstamo más rentable, por lo que hemos creado la siguiente guía donde encontrarás 4 consejos que pueden ayudarte a mejorar tu evaluación de solvencia hoy mismo.

¡Buena suerte!

mejorar solvencia

Encuentra tu próximo préstamo en Matchbanker