La importancia de una mentalidad positiva con el dinero

La importancia de una mentalidad positiva con el dinero

El dinero es un tema complicado. Todos lo necesitan para sobrevivir, pero si no tienes suficiente, puede causar mucho estrés. La falta de dinero o la presencia de demasiadas deudas pueden hacer que una persona desarrolle un proceso de pensamiento negativo y destructivo cuando se trata de finanzas. 

Una vez que esta forma de pensar se inculca en la mente de una persona, puede afectar sus finanzas de formas que la persona ni siquiera conoce. Si vives constantemente en un estado de miedo cuando se trata de dinero, puedes sabotear tus posibilidades de ganar más o saldar deudas. 

Evitar pensar en tus finanzas por completo puede hacer que te sumerjas en un pozo financiero más profundo, por lo que debes cambiar tu forma de pensar. A continuación, encontrarás algunos consejos que lo ayudarán a crear una mentalidad financiera positiva.

La importancia de una mentalidad positiva con el dinero

Perdona tus errores financieros pasados

Nadie es perfecto. Es probable que hayas tomado varias decisiones financieras incorrectas a lo largo de los años. Quizás pagaste demasiado por el alquiler porque te enamoraste de una hermosa casa o hiciste muchas compras, y ahora tus tarjetas de crédito están al máximo. Cualquier decisión que hayas tomado en el pasado, pertenece al pasado. Sí, es posible que sigas sufriendo las consecuencias de esos errores, pero no tienes que castigarte continuamente por ello. El dinero es complicado y no a todo el mundo se le enseña cómo administrarlo correctamente. Mucha gente encuentra su camino a través de prueba y error. Las dos cosas más importantes en las que debes concentrarte son aprender de tus errores y perdonarte a tí mismo.

Importante: También debes intentar reformular tu pensamiento cuando se trata de las malas decisiones que has tomado en el pasado. Si tienes deudas, recuerda las cenas con amigos, recuerda los viajes que hiciste o la educación que pagaste. Tu deuda te trajo alegría, te creó recuerdos. No lo idealices, pero recuerda que cumplió un propósito, aunque fuese llegar a fin de mes. No es el enemigo o un vacío negro del que nunca saldrás. Estaba ahí cuando lo necesitabas, y ahora puedes trabajar para pagarlo y crear una vida aún mejor en el futuro.

Comprende tus pensamientos y emociones en torno al dinero

Puede pensar que comprendes tus patrones de pensamiento cuando se trata de dinero, pero una mirada más profunda podría proporcionarte una idea interesante. 

Prueba este ejercicio:

  • Durante un día entero, después de cada compra o decisión financiera que tomes, tómate un momento y escribe tus pensamientos y emociones. 
  • ¿Qué pasa por tu cabeza? ¿Cómo te sientes? Sé honesto y minucioso. 
  • Al final del día, repasa todo con la mente abierta. Es posible que descubras que ciertos aspectos de tus finanzas te están estresando más de lo que pensabas, o tal vez una compra que pensaste que le traería alegría solo trajo una felicidad fugaz seguida de culpa. De ninguna manera debes sentir que no puedes gastar dinero en sí mismo de vez en cuando, pero es bueno evaluar honestamente cómo tus hábitos de gasto están afectando tu salud mental, pensamientos y emociones.

Date cuenta de que compararte con los demás es un juego perdedor

Compararte con los demás es una de las cosas más peligrosas que puedes hacer en la vida, y lo mismo ocurre con las finanzas. En primer lugar, las comparaciones nunca son precisas. Sabes todo lo que hay que saber sobre ti, pero si te comparas con alguien en Instagram, una estrella de cine o un personaje de ficción, literalmente te estás comparando con alguien de quien no sabes casi nada.

Las redes sociales son una mentira. Solo ves lo que la gente quiere que veas. Publican los aspectos más destacados de su vida y viaje financiero y omiten el resto. Por ejemplo, es posible que veas una publicación de Instagram sobre vacaciones lujosas, ropa elegante y una hermosa casa, pero no sabes cuánta deuda tiene en sus tarjetas de crédito. No sabes si tienen dos meses de atraso en el pago del automóvil o si les deben miles de euros a sus padres. Y nunca lo sabrás, porque no compartirán esa parte de su viaje contigo. Sin embargo, constantemente ves el lado más oscuro del tuyo, por lo que puedes ver por qué comparar toda tu historia con solo un rollo destacado de la suya es engañoso y peligroso.

La importancia de una mentalidad positiva con el dinero

Incluso si te comparas con amigos o familiares te encuentras en una situación similar. Nunca se puede saber tanto sobre ellos como sobre usted mismo, por lo que no puedes comprender completamente su situación financiera y los pensamientos que intervienen en las decisiones difíciles. Otra desventaja aquí es que cuando te comparas y te encuentras en el lado perdedor, te desanimas. Te estás enfocando en lo negativo en lugar de encontrar lo positivo. Empiezas a ver tus metas inalcanzables. Te concentras en tus defectos en lugar de en lo lejos que has llegado. Pensamientos como estos pueden hacer que retrocedas y hacer que tomes decisiones financieras aún más negativas a largo plazo.

Trabaja en la formación de buenos hábitos

No te alejes de tus finanzas. Intenta, en cambio, reservar tiempo cada semana para repasar tus facturas, presupuesto y hábitos de gasto. Resalta las áreas en las que necesitas trabajar y felicitarte por las mejoras. Evitar un problema nunca lo hará desaparecer. En cambio, deja a un lado sus miedos y enfrenta los problemas de cara.

Importante: Fíjate metas realistas y recompensas en pequeñas formas cuando las alcance. Tus finanzas no se salieron de control de la noche a la mañana y su éxito tampoco se verá así, por lo que es importante establecer varias metas pequeñas y celebrar cada paso positivo.