Las finanzas personales

Muchas personas tienden a evitar el tema de las finanzas personales. Una negación que puede acarrear problemas ya que esto tiene un límite. Por ello, se debe saber gestionar para no pedir constantemente préstamos que, al final, te ahogarán. Por eso, te recomendamos que leas este artículo para saber cómo proteger tus finanzas personales.

finanzas personales

Ahorrar dinero

Ahorrar dinero es un desafío, particularmente por el aumento del coste de vida cada año.  Pero lo cierto es que muchas personas todavía están dispuestas a reducir costes, proteger sus finanzas personales y vivir una vida más eficiente desde el punto de vista financiero. Y  hay formas de hacerlo. 

Este dinero que ahorras, por ejemplo, se puede usar para pagar deudas o respaldar los gastos diarios. Esas son tus finanzas personales, tanto los ingresos como los gastos, así como los ahorros. Todo el dinero que llegas a manejar para tu presente y futuro.

Proteger las finanzas personales es algo crucial para no sentirte ahogado por las deudas que puedes acumular. Por ello, es necesario que empieces a crear un presupuesto con unas metas establecidas para que realmente puedas salir adelante con tus finanzas personales.

A continuación, te explicamos qué es lo que deberías hacer para mejorar tus finanzas personales y protegerlas de cara a un futuro:

  • Consejos para dar prioridad a tus finanzas personales.
  • Pensar en la jubilación sin pensar en los créditos.
  • Concienciarte de la importancia de las finanzas personales.

Ventajas e inconvenientes

Puede que no estés convencido del todo, pero te dejamos aquí unas ventajas e inconvenientes para que tengas en cuenta por qué te deben interesar las finanzas personales.

Ventajas

  • Sentar las bases de un futuro
  • ​​Independencia
  • Tener la posibilidad de asumir más riesgos
  • Sentimiento de seguridad
  • Posibilidad de invertir

Inconvenientes

  • Bajo tipo de interés
  • Pierdes dinero por la inflación
  • Es todo un desafío
  • Dificultad a la hora de hacer un equilibrio entre lo necesario y lo imprescindible
  • Sentirte aislado de la gente que gasta dinero
9 consejos para gestionar tus finanzas personales

Guía para manejar tu dinero

Crear una vida económicamente segura puede parecer una tarea abrumadora que requiere muchas habilidades, empezando por el Excel. Necesitas averiguar dónde te encuentras y adónde quieres llegar. Como si eso no fuera suficientemente difícil, estás a cargo de encontrar la mejor ruta para ir de aquí para allá sin desviarte en gastos que no valgan la pena.

Algunas metas tardarán años, si no décadas, en alcanzarse. Pero no importa porque eso es parte del plan que has de seguir y que, también, te tiene que motivar para obtener luego una recompensa tanto en tu bolsillo como en tu salud, ya que evitarás momentos de estrés por la economía.  Y es que según estudios recientes, 9 de cada 10 adultos dicen que nada los hace más felices o más seguros que tener sus finanzas al día. 

Y esta es la guía que te podrá ayudar en el camino: 

1. Establece metas a corto y largo plazo

Crear una seguridad financiera es un acto de malabarismo y encima requiere tiempo, por ello, haz una lista de todos tus objetivos. Siempre es más fácil trazarlo cuando tienes claro lo que buscas lograr. Además, haz esta lista de objetivos a corto y largo plazo en una hoja de cálculo o con un lápiz y papel, aunque también puedes aprovechar las aplicaciones del móvil. 

Únicamente asegúrate de tener un momento de tranquilidad para pensarlo detenidamente.

Guía para manejar tu dinero

2. Crea un presupuesto

Lo cierto es que no es paso fácil para dar, pero la creación de un presupuesto es lo único  que hace que todos los demás objetivos financieros sean alcanzables.

Un presupuesto es una contabilidad de partidas individuales de todos tus ingresos (salario, tal vez un trabajo adicional, ingresos de una inversión, etc) y todos tus gastos. El propósito principal de un presupuesto es poner todo frente a ti para que puedas ver a dónde va todo y hacer algunos ajustes si actualmente no estás en el camino correcto para alcanzar tus objetivos.

Partiendo de este enfoque, el objetivo es gastar el 50% de tus ingresos con impuestos en cosas esenciales como por ejemplo, alquiler o hipoteca, comida, pagos del automóvil y el 30% en otros gastos necesarios (teléfono y suscripciones de streaming) o salir a cenar. 

El 20% final es para los ahorros: esas reservas de emergencia, ahorrar dinero para la jubilación y ahorrar suficientes fondos para el pago inicial de una casa o tu próximo vehículo.

3. Ten un fondo de emergencia

¿Cómo crear tu colchón de seguridad? Según estudios, el 60% de las personas dicen que no tienen suficiente dinero ahorrado para cubrir una factura de emergencia de 1.000 euros. Y es que tener un fondo de emergencia comienza con establecer una meta de cuánta protección deseas generar. Como mínimo, es inteligente tener al menos tres meses de gastos de manutención guardados en una cuenta de emergencia, incluso seis es mejor.

Cómo calcular tu fondo de emergencia
Añade todos los gastosAlquiler o hipoteca: 1500 €Facturas: 55 €Seguro: 115 €Teléfono: 25 €Comida: 150 €Gasolina: 55 €Mantenimiento de coche: 350 €Ocio: 250 €
Total: 2500 €
Multiplica x3 tus gastos2500 € x 3 = 7500 €
Multiplica x6 tus gastos2500 € x 6 = 15000 €
Tu fondo de emergenciaFija objetivo de tener un fondo de emergencia entre 7500 y15000 € 

4. Guarda para la jubilación

Aunque quedan décadas hasta tu jubilación, el momento de comenzar a ahorrar fue ayer. Cuanto más esperes para tomar en serio este gran objetivo, más te lamentarás luego. 

No existe una regla única sobre cuánto querrás ahorrar para la jubilación, pero una pauta sólida es tener un múltiplo de su salario reservado para diferentes edades. 

Como puedes ver a continuación, tener saldos de cuentas de jubilación equivalentes al doble de tu salario a los 35 años te prepara para el éxito. Cuando tengas 50 años, el objetivo es tener seis veces tu salario en la cuenta de jubilación y, a finales de los 60, se recomienda tener 10 veces más tu salario ahorrado.

Preguntas Frecuentes – Finanzas personales

¿Tengo que pensar ya en mi jubilación?

Aunque no lo creas, sí. Nunca se sabe si dentro de 30 o 40 años, las arcas del Estado tendrán el suficiente dinero como para una pensión.

¿Es fácil hacer un presupuesto?

Más fácil de lo que tú piensas. Y si tienes algún problema, hay estupendas aplicaciones móviles que te pueden ayudar en el proceso.

¿Y si no quiero ahorrar?

Esa es tu decisión, pero lo más recomendable es que ahorres para poder tener una seguridad ante cualquier emergencia.